Franquicias de panadería, un negocio a pedir de boca

El pan es un alimento básico que forma parte de la dieta tradicional en muchas culturas. Numerosos son sus beneficios como numerosas las formas de elaborarlo. A pesar de la crisis que experimentó el sector de la panadería hace unos años a raíz de una “mala prensa” al relacionarse el pan con el sobrepeso, este ha sabido capear el temporal y actualmente es el mercado español que más crece de Europa.

Si quieres montar una franquicia segura y rentable y no sabes por qué apostar, quizás te interese conocer la situación de este sector, en continuo auge. Continúa leyendo, porque quizás este sea tu próximo negocio.

Y es que los últimos datos constatan un aumento tanto en la producción como en la facturación de pan. De hecho, según el último estudio presentado por la Asociación Española de la industria de Panadería, Pastelería y Bollería (ASEMAC), el sector registró en 2016 un incremento del 2,2% en la producción, al pasar de 751.000 a 768.000 kilogramos, y del 3,3% en la facturación, pasando de 789.000 a 815.000 euros.

Otro dato a tener en cuenta es el consumo per cápita, que también evolucionó positivamente. Así, los hogares españoles adquirieron 34,67 kilogramos por persona y año, de los que la partida más fuerte, 28,47 kilogramos, eran pan freso congelado. El pan industrial fresco supuso 4,37 kilogramos, siendo la partida más baja, 1,82 kilogramos, para el pan industrial seco.

Gasto per cápita en pan de 83,92 euros

Estas cifras suponen un gasto per cápita en pan de 83,92 euros y denotan la importancia de este subsector en el consumo alimentario español como sector abanderado para afrontar la crisis económica e impulsar la economía nacional.

Esta tendencia se observa también en el número de empresas dedicadas al sector panadero, que crecieron de un año para otro, ayudando a reducir las listas del paro al generar nuevos puestos de trabajo.

Y es que el panadero es, hoy por hoy, un buen sector donde abrir un negocio franquiciado.  Los establecimientos panaderos vienen de una fuerte transformación de los procesos productivos y los canales de distribución, en cierta manera obligados por la crisis económica, la pérdida de valor producida por relacionarse el pan con el sobrepeso, y por concentrarse la producción en el mismo tipo de pan tradicional, el de toda la vida.

En los últimos años, y ante la demanda por parte de los consumidores de nuevos productos relacionados con aspectos de vida saludable y de rápida preparación, han crecido las cadenas de Bakery Café & Coffe Bar.

Ampliación de la oferta para atender la nueva demanda

La Asociación Internacional de la Industria de la Panadería ya destacó en su último informe la “singularidad” del sector en España, que experimentó un crecimiento por encima del resto de países. Este análisis venía a subrayar la aparición de numerosas franquicias de panadería y su apuesta por la innovación para dar respuesta a un nuevo consumidor que demanda productos más saludables y equilibrados.

Y es que la adaptación a las nuevas demandas ha llevado a muchos negocios franquiciados a ampliar sus servicios y productos, potenciando por ejemplo la repostería, incluso llegando a ofertar el popular bocadillo. Gracias a esta ampliación de los servicios y productos ofertados, la industria del pan ha hallado un nuevo mercado en expansión capaz de compaginar la calidad, con la posibilidad de adaptarse a los productos on the go.

El pan, un producto obligado en toda dieta equilibrada

Otro de los motivos que están propiciando el crecimiento del sector es la puesta en marcha hace algunos años de una ambiciosa campaña de divulgación de los beneficios del consumo de pan. Esta campaña viene a contrarrestar la idea de que el pan engorda.

Y es que, según los expertos en nutrición, el consumo de pan de forma moderada cubre las necesidades nutricionales del ser humano y debe estar presente en toda dieta equilibrada. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la ingesta de 250 gramos al día de pan, alrededor de 100 gramos diarios más que el consumo medio español. Es más, estudios más recientes indican que en una dieta equilibrada el consumo de 100 gramos diarios de pan permite mantener e incluso reducir el peso en comparación con otras dietas.

Con todo, lo cierto es que el pan es un producto presente a diario en todos los hogares españoles y su valor nutricional es indudable. Si apuestas por una franquicia de panadería apostarás por un negocio sano y con cada vez mayor proyección.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *