Franquicias de ocio infantil: una solución al nuevo modelo de familia

Si no sabes qué hacer el fin de semana con tu hijo te proponemos uno de los muchos parques de ocio infantil que seguro existen en tu ciudad. Y es que, la oferta de espacios de ocio como lugar de diversión para los peques de la casa ha aumentado de manera importante en los últimos años. Es sólo uno de los motivos por los que podemos asegurar que invertir en una franquicia de ocio infantil es apostar por un negocio seguro y rentable. Pero hay más. Si quieres conocer cuáles son los motivos por los que apostar por una franquicia en este sector toma nota, porque a continuación te lo contamos.

Abre bien los ojos: pelotas de colores, hinchables, camas elásticas, zona de manualidades, espacio para la celebración de cumpleaños, juegos, pinturas… Sí, te presentamos algunos de los elementos que puede que tenga tu futuro negocio: una franquicia de ocio infantil. En España, el sector de ocio infantil está de moda y es uno de los que ha ofrecido mejores resultados en los últimos años.

De hecho, en general, el sector del ocio se ha recuperado después de un periodo de caída. El aumento de la esperanza de vida, sumada a la lenta pero sólida recuperación de la economía, han hecho factible que el ocio se posicione como uno de los sectores más atractivos en los que invertir en franquicia.

El último informe de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF)  habla de una facturación de los centros de ocio en 2016 de 31 millones de euros. Una buena cifra que convierte a este tipo de franquicias en una de las opciones más interesantes a la hora poner en marcha un negocio.

Una respuesta a las necesidades de las familias actuales

La vorágine del mercado laboral en el que estamos inmersos, donde el padre y la madre trabajan, ha obligado también a la creación de centros de ocio infantil que den respuesta a las necesidades de las familias actuales. Esta circunstancia ha ayudado al auge de espacios infantiles donde poder confiar las habilidades sociales de tus hijos. Y es que, los parques de ocio infantil, lejos de ofrecer solo diversión a los pequeños, permiten la socialización de los niños con otros menores de su misma edad. Pintar, bailar, jugar, pasar un buen rato, incluso comer, son algunos de los servicios que ofrecen este tipo de franquicias, a los que se suma la flexibilidad de horarios y los precios, muy competitivos.

También se han convertido en buenos lugares donde celebrar la fiesta de cumpleaños del niño, pues sabes que la diversión está asegurada para todos. La incroporación de la mujer al mercado laboral ha provocado que la costumbre de hacer este tipo de fiestas en casa se pierda y se apueste por la comodidad que ofrece una empresa de ocio externa. Además, evitamos los problemas de falta de espacio que tanto limita las fiestas en casa.

Por último, las franquicias de ocio infantil cubren una necesidad muy importante: cuidar de los niños durante esos días en los que no tienen colegio, pero los padres trabajan.

Con todo, los centros de ocio se han convertido en los últimos tiempos en una alternativa muy válida.

Tipos de franquicias de ocio infantil

Si estás convencido de que montar una franquicia de ocio infantil es, hoy por hoy, una inversión segura, debes ahora definir qué tipo de franquicia de ocio infantil vas a crear. Y es que, existen multitud de opciones, unas más completas que otras, a la hora de divertir y educar a los más pequeños.

Así, existen franquicias de ocio infantil especializadas en vehículos, en talleres de cerámica, en cuentacuentos en inglés, en manualidades… Incluso las hay que ofrecen servicio de peluquería y maquillaje para niños y niñas.

No obstante, de todas ellas son las franquicias de talleres de cocina para niños las que han experimentado un gran crecimiento ante la cada vez mayor demanda de esta formación. Se trata de negocios de servicios enfocados al mundo culinario infantil, puesto que la gastronomía en España está de moda. De cocina creativa, para promover hábitos alimentarios saludables, de comida tradicional o mediterránea… cualquier tipo de comida es una excusa para montar una franquicia de ocio infantil centrada en la gastronomía.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *