Franquicias: una oportunidad de negocio

Durante los últimos años muchos profesionales se han planteado dedicar sus ahorros a fundar su propio negocio y un elevado porcentaje ha optado por crear su empresa a partir de una marca ya consolidada en el mercado adhiriéndose al sistema de franquicias. Los datos lo confirman: los empresarios españoles confían en esta fórmula. Desde 2008 hasta 2016, este modelo de negocio ha crecido en España un 49,7% y en los últimos tres años no ha dejado de aumentar tanto en locales abiertos como en facturación y en creación de empleo. Estos datos positivos son interpretados por muchos expertos como un signo claro de que las franquicias son una fórmula segura para los inversores que se adentran en una nueva aventura empresarial.

En cualquier iniciativa emprendedora la primera pregunta que hay que hacerse es cuáles son los sectores más rentables y en qué nichos de mercado podemos obtener mayores beneficios. Los datos macroeconómicos pueden ayudarnos a tomar una decisión acertada observando las tendencias del mercado, siempre teniendo en cuenta un estudio del mercado de nuestro ámbito de actuación previo y plan de viabilidad basado en nuestros recursos y posibilidades. La inversión mínima necesaria para formar parte de una red de franquicias está en una horquilla que oscila entre 4.000 y 6.000 euros.

Las franquicias, por sectores

Un estudio realizado por la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) y el Grupo Cooperativo Cajamar confirma que por sectores, la mayoría de las franquicias con sede en nuestro país se dedican a actividades relacionadas con la moda (229) y le siguen hostelería y restauración (187), belleza y estética (101) y tiendas especializadas (83). Crecen cada vez más otro tipo de cadenas dedicadas a telefonía, hogar, fotografía, óptica y gimnasia.

El año 2016 se cerró con 1.298 enseñas en nuestro país, un 5,3% más que en 2015. La Asociación Española de Franquiciadores atribuye el aumento de aperturas durante los últimos años a la mejora global de la economía y al aumento de la actividad de concesión de créditos por parte de las entidades financieras. Las marcas españolas son las más exitosas. La gran mayoría (un 82,7%) son marcas nacionales. El otro 17,3% de procedencia internacional tiene su origen en Francia (50 marcas), EE.UU. (42), Italia (37), Reino Unido (12), Alemania (11), Portugal (10) y Holanda (9).

Los resultados económicos son favorables a este modelo de negocio en términos generales. Según los datos proporcionados por el estudio de AEF, al cierre del pasado ejercicio los establecimientos adscritos a franquicias habían facturado 26.991,8 millones de euros, un 1,9% más que en 2015. Destaca en el capítulo económico la recaudación conseguida por las marcas de alimentación, con una cifra de facturación de más de 10.116 millones generados por los 12.691 establecimientos abiertos. Le siguen hostelería y fast food, con 2.552 millones, hoteles y restaurantes, que alcanzaron los 2.190 millones, y servicios y transportes, con una nada desdeñable cifra de 1.504 millones de euros lograda en 2016.

Empleo

Las franquicias son en España una importante fuente de generación de empleo. El pasado año alcanzaron casi 267.000 personas empleadas, lo que representa un crecimiento del 5,9% respecto a 2015 y un 12% más si tomamos como referencia el ejercicio de 2008. Los sectores con más puestos de trabajo son, por orden decreciente, alimentación (66.539 personas contratadas), hostelería y fast food (30.387), hostelería, restaurantes y hoteles (19.219), servicios y transportes (13.298) y belleza (10.419).

Respecto a la distribución geográfica, la Comunidad de Madrid ocupa el primer puesto con 325 centrales franquiciadoras instaladas en su territorio según los datos de 2016, 21 más que el año anterior, con el mayor volumen de facturación por territorios, con un total de 12.813,5 millones de euros, y récord de creación de empleo, con 112.652 puestos de trabajo repartidos entre sus 24.012 locales. En Cataluña se registraron 311 centrales, en la Comunidad Valenciana 166, en Andalucía 147, y en Galicia 51. Sólo estas cinco regiones tienen el 77,8% del total de franquicias establecidas en España.

El estudio de AEF y Grupo Cooperativo Cajamar recoge los datos de franquicias con sede en España con al menos 4 establecimientos de los que al menos 2 hayan tenido actividad en los últimos dos años.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *